¿Qué dice de vos el que te llamés “Brayan” or “Dayana”?

Nada.

Dice mucho de la enajenación cultural que vive el capitalino promedio, posiblemente diga algo del nivel socioeconómico de tu familia también, pero de vos-vos, no dice nada. Uno trágicamente no elige su nombre. El nombre con el que a uno lo introducen al mundo no es determinante para el futuro del nene, pero sí lo va a ayudar o joder en el futuro.

Estoy en la etapa de mi vida en que mucha de la gente que comparte mi edad y mi clase social comienza, sin vergüenza ni condena social, a ser fecunda y a multiplicarse. Mi facebook se ve comúnmente poblado de fotos de recién nacidos y de tiernos mensajes llenos de cosas como #nombredelnenehechohashtag y cosas como “GRACIAS A DIOS BEINVENIDA AL MUNDO YENNIFER MARLEN!!!!” que de manera instantánea me hacen sentir como si me hubiera chupado entero un limón agrio.

Sin embargo, la sensación se pasa rápido. No porque crea que los amorosos padres tengan derecho a llamar a su retoño como les dé la gana, que de hecho lo tienen, sino porque, al final, me convenzo a mí mismo de que Zoily, Fredi y las gemelas Zuly y Fresly tienen toda su vida por delante, que sus vidas no se cruzarán con la mía por causa de sus nombres de pila y que, al fin y al cabo, sus nombres no sobresaldrán demasiado entre todos los demás. Por lo menos no se unen al mar de Byrons y de Mynors.

Habiendo dicho esto, si vas a tener un güiro, hacé el favor de no ser el boludo que le pone un nombre que suena a que eras fan de Lobo del aire y nunca te enteraste de cómo se escribía “Yeison”.

True Story: una vez conocí a una persona cuyo nombre era Esthéphfannyi (pronunciado “estéfani”. Supongo.) En el grupo donde conocí a esta persona era obligatorio portar sus nombres completos en el uniforme; memorizar cada una de las letras que conformaban este fantástico apelativo se convirtió en una obsesión para mí. No me lo podía creer. Era como si sus progenitores se hubieron dado a la tarea de rellenarlo con todas las consonantes y todas vocales que pudieran, cuidando que juntas aun guardaran una pizca de semejanza fonética a algún nombre de pila. Seguramente agradable y probablemente atractiva, la verdad lo único que recuerdo de Esthéphfannyi es su nombre. Misión cumplida, ¿ves?

En Guatemala, las razones para discriminar a la gente son nuestro recurso más abundante. Entre las esferas de mayor capacidad adquisitiva, y los indígenas, es común contar con nombres castellanos y apellidos no castellanos, mientras que en el resto de la población es más común encontrarnos con nombres exorbitantes y únicos y apellidos vergonzosamente castellanos.

Quizá esta percibida falta de unicidad al llamarte vos de apellido González y llamarse tu esposa de apellido Morales sea la que te impulsa a querer bautizar a un recién nacido con un nombre que le haga sobresalir por encima de los demás. Ciertamente lo lograrás, pero no por la razón que te esperás. Enfatizo que el nombre de una persona no dice nada de esta en cuanto a sus bondad, inteligencia y ética laboral, que es lo único que debería importarnos a la hora de hacer nuevas amistades o de contratar a un nuevo portero para la oficina. Pero, aparte de tu cara y tu higiene personal, tu nombre es normalmente lo único que la gente recuerda de vos, y es casi imposible desasociar a Leidy del estigma social de llamarse Leidy. Como demostración, pregunto: ¿qué clase persona de imaginás cuando pensás en alguien llamado Juan Alberto Zúñiga? ¿Qué clase de persona te imaginás cuando pensás en Leiser Lambert Morales?

¿Terriblemente clasista y probablemente racista? Definitivamente. Pero pasa.

Anuncios

Un comentario en “¿Qué dice de vos el que te llamés “Brayan” or “Dayana”?

A ver, contame

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s